21 de junio de 2024

Tormenta de granizo destroza el frente de un avión en pleno vuelo

Los fenómenos naturales son impredecibles y así quedó demostrado una vez más. En las últimas horas, se conoció que un avión Airbus A320 de Austrian Airlines, que cubría la ruta Palma de Mallorca, en España, a Viena, sufrió serios daños en su parte frontal al atravesar una tormenta de granizo durante el trayecto. El vuelo OS434 de la aerolínea Austrian Airlines despegó de la capital española. El vehículo de transporte aéreo, que tiene como principal característica la bandera de Austria, levantó vuelo, sin prever las dificultades en su destino.

Medios de comunicación internacionales han asegurado que durante el vuelo y en el momento de atravesar por el territorio Italiano, el avión se encontró en medio de una tormenta de granizo, que no había sido advertida en el plan de vuelo.

“Durante la aproximación a Viena, el avión acabó en una zona de tormenta que, según la tripulación de cabina, no era visible en el radar meteorológico”, explicó una portavoz de Austrian Airlines, en diálogo con el diario italiano Corriere della Sera. Se sabe que el inesperado fenómeno climatológico tuvo lugar a 150 kilómetros al suroeste de Viena. Fue tanta la fuerza de los trozos de hielo que la trompa del avión quedó destruida y, en las imágenes difundidas por la prensa local, se observa que parte de la estructura se desprendió y dejó al descubierto el interior de la nave. “Según las primeras informaciones, el granizo dañó las dos ventanillas delanteras de la cabina del avión, el morro del avión y algunos paneles”, agregó el portavoz de la aerolínea.

Así mismo, en las imágenes que le dan la vuelta al mundo se puede ver como las ventanillas correspondientes al piloto y al resto de la tripulación resultaron seriamente dañadas, lo que ocasionó que quienes estaban al frente del vuelo hayan perdido la visibilidad. Vale la pena mencionar que los daños se produjeron en la capa exterior de las ventanillas y, el avión no sufrió la pérdida de altura. Diferentes partes del fuselaje fueron puntos de graves impactos, pero ninguno ocasionó la inutilización de los principales controles ni motores. “A causa de los daños se emitió el pedido de ayuda. El avión logró aterrizar sano y salvo en el aeropuerto de Viena”, informó el vocero de Austrian Airlines. Al aterrizar en el aeropuerto de Viena, se activaron los protocolos de emergencia, donde se trabajó en la seguridad de la tripulación y los pasajeros, asegurando que no hubiera personas heridas.

(Con información de El Universal)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *