26 de febrero de 2024

El toque de queda en Miami Beach no se prolongará hasta el último fin de semana de marzo

Los Comisionados de la Ciudad de Miami Beach rechazaron por cuatro votos contra tres que el toque de queda terminado el lunes 20 se extendiera el fin de semana siguiente, del jueves 23 al domingo 26. La ciudad fue declarada en estado de emergencia, y hubo toque de queda del domingo al lunes 20, luego de días de caos por las vacaciones de Spring Break que dejaron dos muertos en menos de 36 horas.

Los voceros de la ciudad de Miami Beach anunciaron que “no se planea implementar un toque de queda en este momento”. Sin embargo, eso podría cambiar si se diera otro incidente violento o con armas de fuego, de las que se requisaron más de 70 durante el fin de semana.

Se suponía que la votación podía extender la medida de protección a la comunidad e incluso restringir las ventas de alcohol y el funcionamiento de los bares de los hoteles. Sin embargo, la reunión de emergencia de los comisionados decidió que no habrá toque de queda el fin de semana en que se realizará el multitudinario festival musical Ultra.

No obstante, la Administradora de la Ciudad, Alina Hudak, posee la autoridad de imponer un toque de queda de 72 horas. Hasta la tarde del lunes 20, sin embargo, la alcaldía no indicó que eso fuera a suceder en lo inmediato.

Por otra parte, los representantes de los ciudadanos de Miami Beach apoyan el cierre de las tiendas que venden alcohol (liquor stores, con licencia exclusiva para eso) a las 6 de la tarde. Eso reduciría la circulación de bebidas en las calles de South Beach, donde solamente se serviría alcohol en bares y restaurantes, y solamente a los huéspedes en los hoteles.

El toque de queda del domingo 19 al lunes 20 afectó la zona de la ciudad delimitada por 23 Street y Dade Boulevard al norte (incluidas las propiedades que dan al lado norte de 23 Street o Dade Boulevard), Government Cut por el sur, la Bahía de Biscayne por el oeste y el Atlántico al este. Es el centro de las atracciones turísticas de South Beach, que se concentra en particular sobre Ocean Drive.

“Muchas veces he dicho ya que no queremos las vacaciones de Spring Break en esta ciudad”, insistió el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, el domingo. Es demasiado alboroto, trae demasiado desorden y es simplemente demasiado difícil de controlar para la policía”. Aunque Hudak había esperado que la medida extraordinaria de seguridad se extendiera durante el último fin de semana de marzo, los comisionados votaron en contra por 4-3 y el tema seguirá en observación.

(Con información de Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *