26 de febrero de 2024

Asesinan a ambientalista y líder indígena de Ayotitlán, Jalisco

Higinio Trinidad de la Cruz, un reconocido ambientalista y líder indígena que luchaba contra la tala y la minería en Ayotitlán, Jalisco fue asesinado en una zona montañosa entre el estado de Jalisco y el de Colima, en el noroeste de México. El cadáver de Higinio Trinidad fue localizado con una herida por arma de fuego, informó la Fiscalía jalisciense.

El colectivo ecologista y de derechos humanos Tsikini indicó en un comunicado que De la Cruz era un defensor ambiental de la comunidad indígena de Ayotitlán, en Jalisco, y miembro del Consejo Estatal Indígena de ese estado. Realizaba proyectos de desarrollo sustentable con instituciones internacionales y denunciaba el despojo de tierras por la minería y la tala ilegal.

La organización denunció ante autoridades federales que Trinidad de la Cruz «fue desaparecido de manera forzada» el viernes por la mañana.

Al día siguiente recibieron la noticia de que se había encontrado su cadáver, indicaron en su pronunciamiento en el que exigieron que se esclarezcan los hechos, se haga justicia y se garantice «un entorno seguro» para las comunidades de la zona.

México es un país de gran peligro para activistas y defensores de derechos humanos. Hace menos de una semana fue asesinado en el estado de Guanajuato, fronterizo con Jalisco, Adolfo Enríquez Vanderkam, quien se dedicaba a denunciar la violencia en una de las regiones de mayor actividad del crimen organizado.

¿Cuántos ambientalistas han sido asesinados en México?

En el caso de los ambientalistas la situación es todavía peor. México se convirtió en 2021 en el lugar más letal para la defensa del medio ambiente.

Según la ONG Global Witness, ese año asesinaron a 54 ecologistas de los 200 homicidios de activistas que esta organización registró en todo el mundo.

Tsikini ya había alertado de que Ayotitlán ha padecido varios casos de desaparición y asesinato de sus líderes e integrantes y que vive amenazas cotidianas y despojo de tierras, pero la situación no ha variado pese las constantes denuncias de sus pobladores.

La localidad se encuentra en una zona montañosa al sur de la Sierra Madre Occidental con altos niveles de biodiversidad y abundancia de recursos forestales, minerales e hidrológicos.

En esas montañas se encuentran los principales yacimientos de hierro conocidos hasta ahora en el país y de la mina Peña Colorada se produce el 30% del hierro utilizado en la industria mexicana, según su página web.

También es una zona estratégica para el crimen organizado que ha impuesto su ley en gran parte de las sierras del oeste del país.

En esa región, el grupo más activo es el Cartel de Jalisco Nueva Generación, uno de los más poderosos del país que en muchos lugares de México enfrenta una sanguinaria lucha por el control de territorios con el Cartel de Sinaloa.

(Con información de Milenio)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *